Las espumas son un recurso fácil y vistoso que subirán de nivel cualquiera de tus platos.

Para preparar una espuma, sólo necesitaremos pro espuma fría – instangel, y un sifón de co2 con sus cargas.

Podéis conseguir un sifón para espumas en Amazon desde unos 25/30 euros con cargas incluidas.

Espuma de remolacha:

 Cocer la remolacha y triturar con la ayuda de la thermomix y pasar por un colador fino. Añadir el pro-espuma e introducir en el sifón dos cargas de gas.

Ideal para verduras en tempura, tartar de atún, brandada de bacalao y menestras de verduras.

Espuma de asados:

Lavar y quitar las pepitas del pimiento, untar con aceite y sal y forrar de papel de aluminio.  asar en el horno a 180º 45 minutos. dejar reposar, pelar, y triturar en la thermomix. añadir el caldo del asado e incorporar el pro espuma, pasar por un fino e introducir en el sifón con su carga.

Perfecta para bacalao confitado, tempura de verduras, cordero, cerdo y bocadillos.

Espuma de menta: 

Seleccionar las hojas y escaldar en agua hirviendo, después enfriar en agua con hielo y triturar con el mismo hielo para que no pierda la clorofila. Preparar 50/50 para darle consistencia a la salsa. Mezclar, incorporar el pro-espuma, pasar por un fino y al sifón con sus cargas.

Estupenda para una panacotta de limón, sorbete de mojito, postres de chocolate negro o ensaladas de frutas.